Rio de Janeiro. Las autoridades brasileñas confirmaron que se investiga la existencia de una supuesta célula ligada al grupo terrorista ISIS, que pretende concretar varios atentados durante los Juegos Olímpicos.

Según el canal de televisión Globo son al menos 15 los integrantes de esta supuesta célula y todos brasileños inmiscuidos con el Estado Islámico. La indagatoria está justificada por las autoridades de Brasil con la información obtenida por un periodista infiltrado durante año y medio en la supuesta célula terrorista.

El periodista infiltrado —cuyo nombre se mantuvo en el anonimato— indicó que los presuntos terroristas ven en la justa veraniega a realizarse en agosto “una oportunidad para golpear a los enemigos”. Afirmó que visitó siete países de Europa para ganar la simpatía de integrantes del Estado Islámico, quienes revelaron la existencia de dicha célula terrorista.

Incluso, el periodista infiltrado hizo público un intercambio de mensajes con los terroristas en los que se lee: “Hermanos, nuestra reunión de hoy en San Pablo fue buena, pudimos tener más ideas. Será una buena oportunidad para realizar un juicio contra esos cerdos”.

Más mensajes dados a conocer por el periodista infiltrado revelan que la célula ya tiene en su poder armas para los ataques durante los Juegos Olímpicos: “¿Ustedes saben dónde encuentro un proveedor de armas pesadas? Tenemos un proveedor confiable y que está de nuestro lado. Del material adquirido todos están sin «raspaje» y en buen estado. El número de tiros, de acuerdo con la fuente, es de 72”, se puede leer en los mensajes. “Raspaje” es un término para referirse a la borradura de los datos y números de serie de las armas.

Cabe destacar que el temor y la alerta de seguridad por un atentado durante la justa veraniega crecieron en varios puntos de Brasil por los recientes sucesos terroristas en Francia, Alemania y Bélgica, y tras la captura de los 12 sujetos ligados al yihadismo que planeaban atentados en los Juegos Olímpicos.

En fechas recientes las autoridades brasileñas han recibido falsas alertas de bomba en Rio de Janeiro. Una de ellas apenas el pasado miércoles, que advertía de una maleta que supuestamente contenía explosivos cerca del consulado de Francia. Al final, la maleta estaba vacía.

CK