Descalificar a defensores civiles de derechos humanos no contribuye a la solución de los problemas y distrae la atención de la autoridad para hacer bien su trabajo, advirtió el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl Gonzalez Pérez.

Al atestiguar la firma de Convenios de Colaboración entre la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Morelos con los Presidentes Municipales de la entidad, el Ombudsman Nacional aseguró que la ruta de los derechos humanos en nuestro país ha sido compleja, sobre todo con la destrucción del tejido social consecuencia de acontecimientos dolorosos que se han presentado en el país debido la pobreza y la falta de oportunidades.

“La corrupción y la impunidad, entre otros factores, han provocado indignación y un sentí mito de desconfianza hacia nuestras instituciones, que fracturan nuestro estado de derecho, así como una percepción de lejanía e indiferencia de las autoridades ante los reclamos de la sociedad, generando desencanto.”