Es recomendable atender síntomas como piel seca, enrojecimiento, descamación, comezón, característicos de la dermatitis atópica, en los niños de entre 2 y 12 años de edad, ya que esta enfermedad se presenta hasta en 64% de los pequeños.

Rossana Janina Llergo, especialista en dermato oncología, de la Fundación Mexicana para la Dermatología, dijo que la dermatitis atópica es la enfermedad de la piel más frecuente en la infancia, pues constituye el 1% de la consulta pediátrica y hasta el 20% de la consulta en dermatología pediátrica, además es un padecimiento inflamatorio multifactorial

“Uno de los factores determinantes es el antecedente familiar. Si uno de los padres ha sido afectado, el niño corre el riesgo de desarrollar alguna forma de atopia de entre 50% a 60%. Si ambos padres son atópicos, el riesgo se eleva hasta 80 por ciento”.

“Las lesiones aparecen en diferentes partes del cuerpo, según la edad del paciente. En los lactantes se presentan en las mejillas, de manera inicial; en la fase infantil –de los dos años hasta la pubertad– los síntomas tienden a localizarse en los pliegues de brazos y piernas, párpados, alrededor de la boca, por detrás de las orejas, manos, pies y dedos (entre los dedos y el dorso). Son señales importantes para acudir con el especialista”