Alrededor de 10 por ciento de la población infantil mexicana padece dermatitis atópica, una enfermedad que se caracteriza por la presencia de una piel rojiza o irritada, descamación, fisuras en las mejillas, piel seca y prurito.

Mirna Eréndira Toledo, del Servicio de Dermatología del Hospital Infantil de México, dijo que se trata de la dermatosis más frecuente en Dermatología en niños y pueden estar involucrados factores genéticos, ambientales y alérgicos.

A tres años de funcionamiento, la Clínica de Dermatitis Atópica Grave ha atendido a 75 pacientes, 40 de los cuales se encuentran en seguimiento, mientras que el resto han sido dados de alta de la clínica y se vigilan mediante consulta externa.

Aproximadamente 50% de los pacientes con dermatitis atópica tiene alergias asociadas que llegan a ser detonantes de cuadros clínicos