Luego de que el gobierno federal anunció incrementos en los precios de las gasolinas y en las tarifas eléctricas, es necesario impulsar un mayor crecimiento de la economía y que este se acompañe con un equilibrio en el gasto público, es decir debe hacer un esfuerzo para recortar el gasto público no prioritario.
Esa fue la postura del presidente de la Coparmex Gustavo de Hoyos Walther, quien dijo que la política económica no debe seguir recargándose solamente en la sociedad.

” Serían malas señales del gobierno federal si las medidas económicastales como el incremento de los costos de las gasolinas y la energía eléctrica por la reducción de subsidios, no van acompañadas demayor austeridad y transparencia en el ejercicio del gasto público”.

Agregó que para fortalecer las finanzas públicas, la mejor estrategia sigue siendo reducir la informalidad y aumentar la productividad y la competitividad, base fundamental para el crecimiento y el desarrollo económico.

El líder del sector patronal advirtió que la segunda mitad del año parece venir muy complicada a causa de factores externos, especialmente como resultado de la incertidumbre generada por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, por lo que se debe ver con prudencia los efectos en los mercados internacionales, comenzando con nuestra propia disciplina en gastos, inversiones y posibles adquisiciones de nuevas deudas.