Con el objetivo de ordenar y dotar de mayor seguridad al Panteón Civil Dolores, la Delegación Miguel Hidalgo puso en marcha diversas acciones entre las que destacan: la instalación de cinco cámaras de video-vigilancia en los accesos y fosa común. También se tapiaron los cinco boquetes de la barda perimetral en Avenida del Panteón.

El Director General de Servicios Jurídicos y Gobierno, Obdulio Ávila, informó que este año se invertirán recursos en la remodelación de los baños, en una primera etapa de luminarias y en la limpieza total del cascajo en el Panteón.

Además, se impulsarán programas para su preservación y difusión de la riqueza histórica, cultural, tradicional y ecológica.

“Es un compromiso ético y social, rescatarlo y conservarlo, incluyendo a las nuevas generaciones para que lo valoren y preserven como su patrimonio.”

Por último detalló que a fin de contar con espacios para la población que lo necesite, se iniciarán los procesos administrativos y legales necesarios para recuperar las fosas a perpetuidad abandonadas.