Del total de incendios que se registran en el país más del 60 por ciento se deben a descargas eléctricas, ya sea en casa-habitación o en áreas comerciales. Por ello, se requieren regulaciones para la construcción de vivienda donde se instalen productos certificados que garanticen la seguridad de sus habitantes, alertó Víctor Espinola, director de Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos (AMRACI)

En entrevista, explicó que las “las viviendas en México tienen más de 40 o 50 años y que difícilmente cambias las instalaciones eléctricas, entonces cada vez que vas comprando un aparato eléctrico, una computadora, un refrigerador, las televisiones de plasma, le vas cargando energía, o carga una instalación eléctrica que hace 40 años no estaba diseñada para resistir esa carga, por eso es que muchos apagones, descargas eléctricas que derivan en tragedias”.