La Secretaría de Salud capitalina recomendó a los padres de familia que aprovechen las vacaciones de verano para que no dejen al final la revisión médica general de sus hijos, con el que no sólo cumplirán con el requisito del certificado para las inscripciones escolares sino para conocer a fondo cómo está la salud de sus pequeños.

En entrevista, el titular Armando Ahued, concovó a los padres de familia a que “aprovechen ahorita que ya salen de vacaciones a llevarlos a un chequeo médico de a de veras”. “Pueden hablar al 51 32 09 09 donde les digamos donde está el módulo más cercano a su casa que acciones tiene que llevar”.

Y es que lamentó que “muchos de los papás esperan tres días antes para entrar a la escuela y todos hacen una fila enorme, pero si comienzan desde ahora a programar el chequeo nos ayudan a que no se junten todos los niños en una sola semana”.

Este chequeo, aclaró, no sólo es para medir peso y talla, “les hacemos biométrica hemática, química sanguínea, exudado faríngeo, revisión de su visión, de su audición, cuestiones dermatológicas, que sea un verdadero chequeo médico para aprovechar y ver en qué condiciones están nuestros hijos y que medidas correctivas hay que hacer y no sólo en papel eso es lo menos importante”, finalizó

Enfantizó que este servicio es gratuito en todas las clínicas del sistema de salud en la Ciudad de México.