La visita que hará el Papa Francisco a México entre el 12 y el 17 de febrero será de carácter pastoral y no político. Aún así, el Sumo Pontífice tendrá algunos acercamientos con las autoridades del país. De hecho, a su llegada será recibido por el Presidente Enrique Peña Nieto, quien le dará la bienvenida.

Conferencia CEM Papa Francisco 1

El máximo jerarca de la iglesia católica viene a encontrarse con el pueblo, y no a resolver los problemas de carácter social de México. Así lo dejó en claro el nuncio apostólico en México, Chistophe Pierre: “El Papa no tiene la pretensión de venir a resolver los problemas de México. Como en todos los países, tenemos problemas, y el Papa no viene para decirle a la gente que tiene que hacer esto o no tiene que hacerlo. El Papa viene a encontrarse con todos”.

Así, la agenda del Papa Francisco en nuestro país está totalmente definida. La Conferencia del Episcopado Mexicano ofreció los detalles de la viaje pastoral, donde se contemplan visitas a la Basílica de Guadalupe, el zócalo capitalino, Ecatepec, Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua.

Algunos recorridos del Sumo Pontífice se harán en el Papamovil, y otros serán en vehículo cerrado.

Entre las misas que ofrecerá el Papa Francisco, está la que oficiará en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde hablará de estos temas que comparte Eugenio Lira, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano: “Es la misa multitudinaria, ya la última, para referirse a dos temas que son muy sensibles, que son la migración y también a las víctimas de las diversas formas de violencia. El Papa también aprovechará para despedirse de los mexicanos porque después se va a el aeropuerto para volar a Roma”.