Para defender el territorio donde se producen los alimentos, el presupuesto para pequeños productores así como el derecho a la alimentación y el agua, el movimiento El Campo es de Todos, anunció una movilización del 10 al 14 de octubre que partirá en caravana desde las diversas comunidades hacia la Ciudad de México

En conferencia de prensa,  líder del Congreso Agrario Permanente, Max Correa, destacó que si bien “el Estado de Mexicano que tiene la obligación de garantizar la producción nacional de alimentos básicos y estratégicos, su abasto y comercialización de acceso razonable a la población”, esa obligación constitucional, dijo, “no la está cumpliendo el gobierno”.

Por ello, aseguró, que “nuestra marcha no será en detrimento y en afectación de los ciudadanos de la Ciudad de México ni de las ciudades donde va a transitar nuestra movilización”.

“Será una marcha pacífica, que precisamente promueva y llame la atención del campo y la ciudad de este grave problema que estamos teniendo”, enfatizó Max Correa.

Señaló que luego de su Asamblea Nacional que se realizará en breve, determinarán los detalles de la movilización.