Este viernes se montaron los primeros 35 módulos: 10 conforman la antorcha, tres los olivos y 22 las barras tricolores del lado izquierdo del edificio; mañana se montarán el resto.

Un equipo de 35 trabajadores de la Dirección de Alumbrado ultimó los detalles para levantar a más de 15 metros de altura las estructuras de 350 kilos aproximadamente. “Es un gran rompecabezas que se arma para revestir los edificios”, expuso uno de los trabajadores al momento de los montajes, para los cuales emplearon una grúa y dos brazos de apoyo.

En el sitio se revisan las piezas para que funcionen correctamente y luzcan bien al momento de colocarlas en los edificios, ya que en algunas ocasiones, durante los traslados, los cables se desacomodan o se daña la escarcha que las recubre.

Obras y Servicios recuerda que este año el alumbrado decorativo de la Ciudad de México estará conformado por 24 conjuntos luminosos: seis estructuras monumentales, 12 mosaicos, cinco pantallas con mensajes variables y una pieza en tercera dimensión.

El alumbrado decorativo estará conformados por  24 mil nodos LED, de 1.2 watts cada uno; 4 mil metros de manguera LED de distintos colores; 5 mil lámparas de policarbonato de 0.5 watts; 13 mil metros de festón y escarcha; 6 toneladas de varilla y alambrón; 30 mil metros de cables de varios calibres; y 3 mil metros de guirnalda multicolor.

Finalmente, la dependencia capitalina enfatizó que por segundo año consecutivo se utiliza tecnología LED para el alumbrado decorativo de la CDMX, con lo que al sustituir los focos tradicionales por luz LED se ahorra el 90 por ciento del consumo de energía.

Además de los edificios del Zócalo, también se colocarán conjuntos luminosos en el Auditorio Nacional y en la Residencia Oficial de los Pinos. En tanto, los mosaicos alumbrarán las principales vialidades de la Capital, tales como Paseo de la Reforma, Viaducto y Tlalpan, por mencionar algunas, así como explanadas delegacionales.