Cerca de media tonelada de material pirotécnico fue confiscada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, en las inmediaciones del Mercado de la Merced.

Durante el operativo, los agentes lo que lograron llenar cinco camionetas, con cerca de 500 kilogramos de material explosivo, el cual fue llevado a un cuartel de la Policía que se encuentra en la colonia Balbuena, donde será embalado, resguardado y posteriormente destruido.

El operativo se llevó a cabo en las calles Santa Escuela, Carretones, Adolfo Gurrión, General Anaya y Ramón Corona, en la Delegación Venustiano Carranza y participaron 100 agentes de seguridad, quienes continuarán con revisiones esporádicas en los próximos días para prevenir la venta de estos productos, durante las fiestas patrias.