En el Día Internacional de la Juventud, la Comisión Nacional de Derechos Humanos llamó a la construcción de una política nacional que proporcione a los jóvenes mejores condiciones de vida.

Y es que de acuerdo con el organismo nacional, la falta de información adecuada, la incertidumbre sobre su futuro y los estereotipos sociales, son factores que los colocan en un estado de vulnerabilidad.

Para la CNDH resulta prioritario enfocar los recursos necesarios para la atención de grupos juveniles, destacando aquellos que viven con discapacidad, a la población LGBTTTI, a quienes viven con VIH/SIDA, a poblaciones callejeras, jóvenes indígenas, migrantes y quienes enfrentan algún proceso de justicia juvenil.

En un comunicado, la Comisión afirma que es necesaria la expedición de una Ley General de los Derechos de las Personas Jóvenes, en donde además de reconocerles como sujetos plenos de derechos, se prevea su participación activa en la toma de decisiones.