Este sábado, el público le dio el último adiós a Rubén Aguirre. Tras la muerte del actor, reportada el viernes en la madrugada, cientos de personas se dieron cita en la Funeraria Celis de Puerto Vallarta.

Ruben Aguirre feretro

El funeral se convirtió en un homenaje para el actor que dio vida al Profesor Jirafales y Lucastañeda en los programas de Chespirito.

El sábado por la tarde se realizó una misa de cuerpo presente en el Templo La Aurora del puerto jalisciense. El cortejo fúnebre fue despedido con aplausos en las calles. También se dio cita su amigo, Édgar Vivar, quien encarnó a Ñoño y al Señor Barriga en “El Chavo del 8”.

El cuerpo de Rubén Aguirre fue incinerado y se espera que más adelante se realicen algunos homenajes para recordar su legado.