El programa de activación física de la Secretaría de Salud, en la Línea 1 del Metrobús, no se lleva acabo debido a que los dispositivos no operan en su totalidad.

La actividad, tenía como objetivo, combatir la obesidad, por lo que la Secretaría de Salud instaló 21 dispositivos de sentadillas para que los usuarios pusieran a prueba su condición física, a cambio del acceso gratuito al transporte público.

Sin embargo las máquinas carecen de piezas, personal o de luz en las estaciones Centro Cultural Universitario, Doctor Gálvez, Insurgentes y Buenavista; esta última lleva casi medio año en el abandono por la falta de luz que hay en el inmueble.

Cabe destacar, que en junio de 2015, al rededor de 73 mil usuarios habían puesto a prueba su condición física en dichos mecanismos.