Hoy es el día internacional de Nelson Mandela organizado por la organización que lleva su nombre y tiene por objetivo dedicar 67 minutos de nuestro tiempo en ayudar a otras personas.

Desde 2009 la ONU proclamó el 18 de julio en honor al ex mandatario sudafricano y su contribución a la cultura de la paz y la libertad.

Hace 98 años nació Nelson Mandela, un hombre que luchó toda su vida por los derechos de las minorías y logró convertirse en el primer presidente afrodescendiente de Sudáfrica, en medio de una sociedad bajo el control de la raza blanca.

Mandela estuvo preso por cerca de 27 años, luego de que fuera acusado de conspiración para derrocar al Gobierno. En un principio fue condenado a prisión para toda la vida en medio del proceso de Rivonia.

En las elecciones de 1994 ‘Madiba’, como también fue conocido, logró la victoria y con ella una serie de cambios para toda la nación:

Adoptó políticas económicas liberales con las que se promovió la inversión extranjera. Además, la política de protección social aumentó en un 13% en 1997 y fueron implantados beneficios para todas las minorías en el país.

Mandela también hizo uso del rugby, un símbolo de opresión contra la comunidad afrodescendiente, para lograr unir a su pueblo y se convirtió en el “presidente de los negros, pero también de los blancos”.

Sin embargo, Varios analistas han expresado que a Mandela le faltó dar más atención a la lucha en contra del Sida y fue muy criticado por sus constantes intentos de poner a su esposa dentro de su partido.

Entre sus méritos están su dedicación al servicio de la humanidad a través de su labor humanitaria en los ámbitos de la solución de conflictos, las relaciones interraciales, la promoción y protección de los derechos humanos, la reconciliación, la igualdad entre los géneros, los derechos de los niños y otros grupos vulnerables, y la defensa de las comunidades pobres y subdesarrolladas.

Se reconoce también su contribución a la lucha por la democracia a nivel internacional y a la promoción de una cultura de paz en todo el mundo.