Como parte de las festividades de Día de Muertos.

En Guanajuato, se suma un atractivo más al Parador Turístico Juan Pablo II en la comunidad Sangre de Cristo con la apertura del Museo de Catrinas y Fiesta de las Ánimas donde se vive la tradición de celebrar la vida y la muerte. Además de ver al personaje de José Guadalupe Posada, inmortalizado por el muralista guanajuatense Diego Rivera.

En el recinto se exponen diversas imágenes representativas de la muerte en diversos materiales, siendo el centro la Catrina Garbancera. Además, hay una sala con un altar de gran tamaño elaborado a la usanza tradicional por artesanos mexicanos, en un espacio que representa la conexión entre la vida y la muerte, y se honra a los seres queridos que se han ido; contiene los elementos que permitirán que las ánimas vuelvan a la Tierra en este día de fiesta, los arcos, las flores, las velas, el pan, el papel picado, la sal, el agua y el copal, son colocados para recibir a los muertos que regresan a convivir con nosotros en este momento tan especial. Pero también está el altar de ‘las ánimas que nadie espera’. Y los pueblos preparan altares comunitarios para que no regresen tristes aquellos difuntos que no fueron recordados.