El uso de los dispositivos electrónicos durante las noches provoca alteraciones en los niños.

celulares

Como ejemplo están el insomnio, dificultades al tratar de levantarse por las mañanas, y cansancio.

Además los niños que se desvelan con sus teléfonos, tabletas o computadoras, están somnolientos e irritables cuando es de día, incluso baja su rendimiento en la escuela y en sus actividades en general.

Esto lo explicó el Ulises Jiménez Correa, director de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM, quien recomienda limitar el tiempo de uso de los dispositivos y verificar que ese uso sea en horarios adecuados.

En el caso particular de los niños, hay bajo rendimiento físico y mental,y riesgo de accidentes.