El cargo de Procurador Federal del Consumidor se ha convertido en una colocación de compadres y los amigos, con el desprecio absoluto hacia los consumidores, así lo afirmó Alfonso Ramírez Cuellar, líder del Barzón y miembro del Consejo Consultivo de la Profeco, esto luego del nombramiento de Ernesto Nemer como nuevo titular de la Profeco, y quien se desempeñaba como funcionario en Sedesol.

En conferencia de prensa, manifestó su “preocupación que se vea como un cargo político y no llegue a la PROFECO un verdadero defensor de los consumidores, la llegada de Nemer a Profeco genera más dudas que certidumbre, creo que han visto a la Profeco una colocación de amigos y de compadres”.

“Nos preocupa que se agrave una complicidad y contubernio con las empresas que tienen el control del mercado agroalimentario y que dañe al consumidor”, enfatizó Ramírez Cuellar