Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana critican programas como el Hoy no Circula.

De acuerdo con Bernardo Navarro Benítez profesor investigador de la UAM   Xochimilco, las políticas públicas no pueden atentar contra la conectividad física por lo que son necesarios cambios en la estructura y una nueva tendencia en la movilidad.

Dice que las familias a pesar de programas como el Hoy no Circula, llevan a cabo sus viajes porque hay actividades esenciales.

El investigador agrega que en la Ciudad de México, 25 por ciento del total de viajes diarios se realiza en automóvil privado y 64 por ciento en transporte público; siete por ciento en sistemas integrados de transporte público masivo y dos por ciento en bicicleta y motocicleta.

Un viaje representa 12.5 por ciento de un salario mínimo y el tiempo promedio de traslado es de dos horas. Además 67.6 por ciento de los viajes se efectúa en micros, autobuses, Red de Transporte de Pasajeros, trolebús, taxi y metrobús.

El maestro Salvador Medina, de la misma casa de studios, informó por su parte que la Ciudad de México, ha desarrollado sólo tres políticas para reducir el uso del auto: Hoy no circula, los parquímetros y el retiro de cajones, todos con resultados negativos por no desalentar el uso del automóvil ni reducir la contaminación.

Dice que  “Los efectos positivos del Hoy no Circula son mínimos, pues incrementó el parque vehicular y no es claro su efecto en la reducción de la contaminación, además de convertirse en un componente de desigualdad”.

Cabe mencionar que medidas como el endurecimiento del programa Hoy no Circula, es una decisión de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, que encabeza la Secretaría de Medio Ambiente federal.