Los mexicanos merecen tener casas más grandes, a plazos más largos y con tasas de interés más bajas, afirmó el director general de la Sociedad Hipotecaria Federal, Jesus Alberto Cano Vélez.

“Por qué teníamos que condenar a los mexicanos y sobretodo a los de menores ingresos a tener casas pequeñitas de 44 metros cuadrados. A los mexicanos debemos darles mejores casas, más grandes, más cómodas, largos plazos y bajas tasas.”

Durante su participación en el Encuentro Universitario de Vivienda Social de la UNAM, explicó que en nuestro país impera una cultura de pagar una vivienda de manera casi inmediata y, así, las hipotecas se cubren en promedio en 18 años cuando son del Infonavit y en 10 o 12 años cuando se trata de créditos bancarios. Por lo que llamó a crear productos con plazos de 30 o 40 años con mejores tasas, como se hace en países desarrollados y donde la calidad de las viviendas es superior.