En el año 2030 habrá 50% más población adulta mayor de la que hay en la actualidad. Es decir, en ese lapso pasará del 10 al 15% de la población total, lo que significa un crecimiento anual de cuatro por ciento

Así lo dijo, Luis Miguel Gutiérrez, director general del Instituto Nacional de Geriatría, durante la presentación del libro “Realidades y Expectativas frente a la Nueva Vejez. Encuesta Nacional de Envejecimiento”, realizada en el Senado de la República, donde recordó que en uno de cada tres hogares vive al menos una persona adulta mayor.
image
Además, siete de cada 10 individuos de la tercera edad mantienen condiciones de independencia y autonomía para realizar actividades de la vida diaria, y solo entre cinco y ocho por ciento es dependiente.

En la vejez todavía hay condiciones bastante buenas para ser funcionales, equiparable a la edad media de la vida.

Sin embargo, expresó, en cualquier ámbito prevalecen estereotipos negativos hacia este grupo de población, como la discriminación por la edad en el aspecto laboral, porque son percibidos como menos eficientes que los jóvenes, resistentes al cambio y con mal estado de salud. Esto ocasiona que su participación laboral sea en trabajos precarios.