Estudiantes de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, elaboraron una pasta para hacer sopas de bajo costo enriquecidas con fósforo, calcio, proteínas de un insecto llamado tenebrio molitor y fibra de bagazo de naranja

La sopa es un alimento de alto consumo entre las familias mexicanas, por tal motivo, este producto es una opción para complementar la dieta diaria, debido a que sus nutrientes son similares a los que contiene la carne de cerdo y res.

El producto esta desarrolladó con las normas oficiales de calidad, se realizaron pruebas microbiológicas que garantizan la inocuidad del producto, el cual no contiene conservadores y tiene una caducidad de casi un mes.

Al realizar las pruebas sensoriales, los jóvenes se percataron de la buena aceptación que tuvo la pasta, la cual no tiene sabor específico, pues la sazón de cada persona le otorga esa propiedad.