Con la implementación del sistema de control de medicamentos, los derechohabientes reciben los fármacos para su tratamiento de acuerdo a los máximos establecidos por el Sector Salud, lo que contribuye a evitar automedicación, reduce el dispendio y tendrá un impacto de mil 200 millones de pesos en ahorros al finalizar el 2016

José Reyes Baeza, Director General del Instituto dijo que desde febrero el Instituto comenzó a implementar la medida en 785 unidades médicas de los tres niveles de atención a través del Sistema Integral de Abasto de Medicamentos que, además de identificar al paciente, el tratamiento prescrito, al médico tratante y la unidad, permite planear el surtimiento con base en el consumo de cada hospital.

Al mes de junio, de 19 millones de piezas promedio que se surtían mensualmente, ahora, se deben entregar 17 millones, lo que significa una reducción de dos millones.