La pesadilla de la verificación vehicular no ha terminado para miles de ciudadanos quienes ahora no solo tienen que estar dando vueltas hasta que su coche logre pasar la prueba, sino que ahora tienen que pagar al menos en la Ciudad de México, 472 pesos por cada intento.

Y es que a decir de los encargados de los verificentros, los automovilistas solo cuentan con el primer mes para tener una segunda oportunidad de pasar su vehículo si es que el sistema lo rechazar

Cabe señalar que un gran número de vehículos nuevos siguen teniendo problemas para que sean leídos a través del sistema OBD.