El rock and roll sigue de luto, ya que Chuck Berry, considerado el padre de este género musical, falleció el sábado a los 90 años de edad. El deceso ocurrió en su casa de Misuri, donde pasó sus primeros y últimos años de vida.

Este músico dejó como legado más de dos decenas de álbumes y éxitos como “You never can tell” o “Johnny B. Goode”. De hecho, la trascendencia de este segundo tema es tal, que es una de las canciones que viajan en las sondas Voyager, que fueron lanzadas en 1977 con el objetivo de explorar la parte exterior del Sistema Solar.

De acuerdo a la NASA, las dos naves incluyen un mensaje para cualquier forma de vida, grabado en un disco de gramófono.

Desde la muerte de Chuck Berry, los famosos han escrito mensajes de condolencias en Twitter, como este de Mick Jagger de los Rolling Stones, que dice: “Tus letras brillaban por encima de otros y lanzaron una luz extraña en el sueño americano. Chuck, su música está grabada en nosotros para siempre”.