La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2012 indica que en adultos el consumo de leche y productos lácteos es inferior a lo recomendado. Además, una parte muy importante de la población mexicana no alcanza a cubrir las recomendaciones diarias de calcio y vitamina D

“Se sabe que la población adulta en general en México no consume suficiente cantidad de leche como para cubrir las necesidades de calcio, pero no sabemos el segmento de adultos mayores, pensamos que también están en situación de menor consumo, hay una tendencia a la baja”. 

Así lo dijo, Pedro Arroyo, especialista del Instituto Nacional de Geriatría, al participar en el Simposio “Leche y productos lácteos: evidencias y recomendaciones en la salud y la enfermedad” que se realizó en la Academia Nacional Medicina