El jarabe de maíz que contienen los refrescos, podría provocar obesidad enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo dos, alertó a la población el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Así mismo, el instituto aseguro que tomar uno o dos de esas bebidas al día aumenta el riesgo de padecer alguna enfermedad como asma y urticaria debido al benzoato de sodio que contienen.

Los refrescos también contienen ácido fosfórico que aumenta el riesgo de padecer osteoporosis y piedras en los riñones; y no olvidemos loa azúcares y ácidos que deterioran los dientes.

Ante los efectos que provocan estas bebidas, el IMSS recomendó “Móderate y cuida tu salud”, “Haz cuentas y date cuenta”.