Estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), construyeron la primera etapa de la Casa del Abuelo “Luz y Esperanza”, con materiales reciclados de las ladrilleras.

Alumnos y autoridades de la Unach, entregaron este espacio a la Fundación Integralia A.C., que aportó los recursos económicos para su construcción.

Sin embargo, se utilizaron materiales procedente de las ladrilleras que se ubican en el municipio, así como partes de madera que fueron utilizadas en una obra de Tuxtla Gutiérrez.

Cabe destacar, que La Casa del Abuelo, tiene como objetivo brindar atención a 200 adultos mayores y 100 niños en situación vulnerable.