Dion Leonard, es un maratonista que viajó al desierto de Gobi en China, para competir en una carrera de siete días; sin embargo, no imaginó que regresaría con algo más que una medalla.

Leonard estaba corriendo en las montañas Tian Shan cuando de repente, un perro callejero tipo terrier se le unió y no volvió a separarse de él en toda la semana que duró la competencia.90358-0742f368adef57f7a59875929a05e67d-300x200

El cachorro acompañó a Leonard a su campamento, pero rehusó dejarlo incluso cuando dormía, ya que se metía a la casa de campaña y se acostaba a su lado.

Todos en el campamento se maravillaron con el peludo y decidieron nombrarlo Gobi, en honor al desierto.

Cuando comenzó la primera etapa del maratón, Gobi comenzó a correr junto a Leonard y así lo hizo toda la semana, por lo que se convirtió en la mascota de la carrera.

Durante la competencia, Gobi no demandaba atención, sino que al contrario los corredores se detenían para darle de comer e hidratarlo. Cuando pasaban por los ríos, Leonard lo cargaba y continuaban corriendo.

90358-424699b9b51c8e7748cb35551b9e3438-300x200
Leonard supo que ya no podía estar separado de Gobi así que decidió adoptarlo y llevarlo a su natal Escocia, pero había un problema.

Las leyes de trasporte son muy estrictas para los animales que viajan entre Asía y Europa, por lo que Leonard tuvo que dejarlo en China con uno de los organizadores de la carrera.

90358-a1aa6a5cd42b6f4e5efee51be739e201
Sin embargo, eso no lo detuvo para llevarse a su nuevo amigo a casa, ya que está realizando los trámites correspondientes aunque para ello necesita dinero, por lo que creó una campaña de CrowdFunder.
El monto que solicitaba era de £5,000. Ahora ya tiene £10,550.

Sin duda Gobi estará en su nuevo hogar en poco tiempo.