Al conducir un vehículo, es recomendable que no te distraigas contestando el celular o enviando mensajes, ya que el automóvil sigue su marcha y equivale a que atravieses un campo de fútbol con los ojos cerrados a una velocidad de 80 kilómetros por hora, lo que puede provocar un accidente vial o atropellamiento

“el distraernos, sobre todo con el celular, ya no podemos vivir sin él, cada vez que suena y eso puede provocar un accidente, solo por ver un mensaje que a lo mejor no valía la pena. El Consejo Nacional de Prevención de Accidentes, de la Secretaría de Salud, indica que a una velocidad de 80 kilómetros por hora, el ver un mensaje de cinco segundo, estamos atravesando, de fútbol”

Así lo dijo, Pitichi Rivadeneyra, Coordinadora de Prevención de Accidentes, de Cruz Roja Mexicana