El Senado de la República a través de su presidente Roberto Gil Zuarth, lamentó los hechos ocurridos en un bar gay la ciudad de Orlando, Florida (EU), al señalar que la intolerancia conduce a la violencia, y a este tipo de expresiones atroces que, dijo, se deben condenar como país, pero también como civilización. Asimismo, destacó que esta matanza debería motivar una reflexión sobre el control de armas en Estados Unidos

En entrevista  Gil Zuarth, cuestionó al gobierno estadounidenses: “qué más necesita pasar en Estados Unidos para que ya el Congreso de los Estados Unidos reactive la discusión y ponga límite al comercio de armas, sobre todo de armas de asalto. Cuánta gente más tiene que morir para que se den cuenta de que esta política de absoluta disposición libre de armas de fuego en estados Unidos sólo conduce a muertes y tragedias de esta naturaleza, que son instrumentos que utilizan los fundamentalistas, los radicales, para agredir y lastimar a la sociedad”.

“Ojalá que este crimen atroz, el más sanguinario de los últimos años, después del 11 de septiembre de 2001, lleve ya a una conclusión definitiva en los Estados Unidos de que tiene que poner límites al uso de armamento y a la disposición de armamentos en su sociedad y para sus ciudadanos”, comentó.