Con el propósito de que los operadores de telecomunicaciones puedan desplegar un mayor número de redes sin que dicha inversión se refleje en el bolsillo de los consumidores, el gobierno federal pondrá a su disposición  11 millones de postes  y 800 mil kilómetros de la red de servicio eléctrico nacional.

Y es que a decir de la subsecretaría de comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe, el 70% del gastos de los concesionarios en desplegué de infraestructura se destina para  trámites y obra civil, por lo que si se utiliza la red del sistema eléctrico de la CFE,  los precios de servicios de telecomunicaciones podrían seguir bajando

AUDIO” Eso quiere decir que si queremos que los precios continúen bajando para los consumidores de los servicios de telecomunicaciones, tenemos que trabajar para hacer más eficiente esa estructura de costos del despliegue de esas redes”