La ruptura de un tubo del sistema Cutzamala el pasado domingo, se debió a la antigüedad del mismo, aseguró el  director general de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez de la Parra, durante un recorrido de supervisión por el área dañada.

Dijo que a pesar de que se tiene que reemplazar el tubo, no se ha dejado de enviar agua a la Ciudad de México, solo se redujo al 60% la entrega del vital líquido, en este sentido aseguró que no prevén en lo que resta del año un nuevo corte total por mantenimiento.

AUDIO “Nosotros no pensamos hacer otro mantenimiento al menos por lo que resta de este 2016, no estamos detectando algún tubo de alto riesgo que requiera de un manteamiento adicional al que hicimos en febrero”