En diciembre de 2015 concluyó la compra consolidada de medicamentos para 2016, en el cual el sector salud incluyó mil 760 claves de medicamentos y material de curación y ascendió a casi 48 mil millones de pesos

Gracias a la consolidación, que permitió una disminución en los precios, los ahorros generados este año ascendieron a 2 mil 521 millones de pesos que, sumados a los conseguidos en las compras realizadas en 2013 y 2014, representan un ahorro total acumulado de 10 mil 863 millones

Esta compra incrementó el número de licitaciones bajo la modalidad de “ofertas subsecuentes de descuento”, subastas en reversa, de 7 a 10 y el número de claves licitadas mediante esta modalidad de 119 a 141 con respecto a 2014.

Con ello, fue posible mejorar las condiciones de compra incrementando los ahorros obtenidos. Estos ahorros se destinaron a la compra de un mayor volumen de medicamentos, mejorando así los niveles de abasto en todo el país. Este año se compraron 1,600 millones de piezas de medicamentos, 100 mil por encima de la compra anterior.

El compromiso del sector salud con la transparencia y las mejores prácticas quedó de manifiesto en el acompañamiento puntual a lo largo de todo el proceso de la Secretaría de la Función Pública y la asistencia de 6 testigos sociales.

A este respecto, y en línea con lo realizado en años anteriores, la compra fue participativa e incluyente. Se incorporaron mejoras en los procedimientos derivados de las experiencias anteriores y se dio continuidad a las reuniones con la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA) y la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS). Asimismo, se publicaron las prebases con anticipación y se atendieron más de 6,200 preguntas en las diversas Juntas de Aclaraciones, lo que fortaleció el proceso de compra.

En atención a la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto se dio continuidad al fomento de la participación de la industria nacional y una vez más se utilizó el máximo de la Reserva Permanente de Compra, la cual ascendió a más de 5,900 mdp, lo que  permitió aumentar el número de claves licitadas en procedimientos nacionales, de 613 a 652.

Con estas acciones de coordinación interinstitucional se obtienen mejores condiciones de   calidad y precio en los  medicamentos y material de curación de nuestros usuarios, pero sobre todo, estas acciones se ven reflejadas en mejoras en los servicios médicos que las instituciones participantes prestan para atender y cuidar la salud de más de 90 millones de mexicanos.