Derecho de piso o extorsión son los delitos que han comenzado a surgir en el estado de Michoacán en contra de comerciantes por parte de la delincuencia organizada.

Así lo denunció Carlos Galvéz, empresario y ex presidente de la Concanaco-Servytur en esa entidad, en conferencia detalló que las zonas de mayor conflicto o con “focos rojos”, son Apatzingán, Chapala y en algunas zonas de Morelia, en donde algunos empresarios han decidido bajar su cortina y salir de la entidad.

“Se han cerrado negocios, hay empresarios michoacanos que han dejado el estado, obviamente uno no debe estar dando nombres, pero localmente si se sabe que lamentablemente algunas personas se han ido”.

Y es que dijo que no se conoce el monto de dinero que los delincuentes exigen a los empresarios, pero precisó que dependiendo del tamaño y el giro es el pago que tienen que hacer.

En este sentido hizo un llamado al gobernador Silvano Aureoles para que refuerce la seguridad en la entidad con más elementos policiacos y con ello evitar que la inseguridad y la violencia de antes se vuelva apoderar de la zona.