Durante julio los precios de productos y servicios al consumidor registraron un incremento de 0.26 por ciento, con ello la inflación anual fue de 2.65 por ciento, informó el INEGI, quien detalló que los datos correspondientes al mismo periodo del año anterior fueron de 0.15 por ciento mensual y de 2.74 por ciento de inflación anual.

En su informe, el organismo reportó que los productos que incidieron a la alza en el séptimo mes del año, fueron gasolina de bajo octanaje, metro o transporte eléctrico, servicios turísticos en paquete, autobús urbano, vivienda propia, loncherías, transporte aéreo, aguacate, automóviles y gasolina de alto octanaje.

Mientras que servicios de telefonía móvil, pollo, tomate verde, huevo, limón, pan de dulce, uva, chayote, plátanos y refrescos envasados, precios a la baja.

Es importante destacar que el índice de precios de la canasta básica se incrementó 0.57 por ciento a tasa mensual en julio pasado, obteniendo de este modo una variación anual de 1.43 por ciento; en el mismo mes de 2015 las cifras correspondientes fueron de (-)0.10 y 2.01 por ciento, en ese orden.