La Profeco informó que ha verificado mil 260 tortillerías en todo el territorio nacional, aplicando en 162 casos sellos de suspensión en establecimientos y la inmovilización de 18 básculas, siendo los principales motivos de la suspensión comercial en tortillerías, no exhibir precios, no respetar precios exhibidos y no entregar comprobantes de venta en los establecimientos.

En un comunicado el organismo que encabeza Ernesto Némer Álvarez, dijo que se han intensificado las acciones de revisión fundamentalmente en regiones en las que se han denunciado alzas no justificadas en el precio de la tortilla.

Agrega que también se han enviado 520 requerimientos de información a molinos de nixtamal para conocer el costo de producción y venta de masa a tortillerías, hasta el momento en 124 casos se han recibido respuestas por parte de los productores.

De enero a la fecha se han presentado en la Profeco 80 denuncias en contra de tortillerías, mismas que se han turnado a las delegaciones y subdelegaciones de la institución para su inmediata atención.