La radicalización de las movilizaciones de la CNTE, en estados como Oaxaca Chiapas y ahora los bloqueos ferroviarios en Michoacán, ha colocado en jaque a la planta productiva del país.
Así lo manifestó el presidente nacional de Canacintra, Enrique Guillen Mondragón, quien dijo que las inconformidades de los maestros disidentes deben resolverse por la vía del dialogo.
En su momento Enoch Castellanos, tesorero de Canacintra, expuso que hasta el momento no se han registrado alzas generalizados a pesar de los bloqueos carreteros que realiza la CNTE, sin embargo, dijo que los mexicanos no podemos ser rehenes de las tiranías de un pequeño grupo.