Como un acto de voluntad política, la Sección 22 del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE), adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), acordó no boicotear la celebración de la Guelaguetza que inicia mañana en Oaxaca con el tradicional Lunes del Cerro.

Sin embargo, convocaron a los maestros disidentes a participar en la Guelaguetza Popular Magisterial, que también se realizará mañana de manera paralela en el estadio de futbol del Instituto Tecnológico de Oaxaca.

Durante su asamblea estatal, los maestros también dejaron entrever la posibilidad de levantar los bloqueos carreteros que mantienen en el estado para no poner en riesgo las mesas de diálogo con la Secretaría de Gobernación (SEGOB), para insistir en la derogación de la reforma educativa.

No obstante, descartaron levantar el plantón y campamento que mantienen en el Jardín Constitución y Alameda de León, en el zócalo de la capital oaxaqueña, y advirtieron que continuarán con su jornada de lucha durante el receso escolar.