Si bien calificó como un avance la presentación del Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual en la Administración Pública Federal, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, consideró indispensable que vaya acompañado de campañas de carácter preventivo para sensibilizar y crear conciencia sobre la necesidad de que el respeto mutuo sea uno de los ejes que sustentan la convivencia cotidiana y permiten lograr metas e intereses compartidos.

Entrevistado al término del evento en la Secretaría de Gobernación, que realizó de manera privada afirmó que “no basta solamente la norma sino ver como se aplica pero además más allá de la amenaza de la pena tenemos que generar una cultura para cambiar etas conductas y estas actitudes, es importante que haya una gran difusión sobre este avance pero requiere ir acompañado de una cultura”.

Requerimos, agregó, que exista es un verdadero y real respeto hacia las personas y generar conciencia sobre la dignidad que nos es común, así como sobre la necesidad de defenderla y preservarla.

Puntualizó que el hostigamiento y el acoso sexual son una expresión más de la violencia de género que produce consecuencias negativas y discriminatorias, “sobre todo, cuando este tipo de conductas se realizan al amparo de relaciones de poder asimétricas”. Por esta razón, aseguró, es indispensable que las víctimas cuenten con instrumentos para su defensa y acompañamiento en los procedimientos administrativos, penales o laborales, según sea el caso y, para con ello, evitar la revictimización.