Tras el incendio del Buque tanque Burgos en Veracruz, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos solicitó a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), implementar acciones para la protección tanto de los tripulantes como de la población del Puerto de Veracruz.

Aunque hasta el momento no se tiene conocimiento de pérdidas humanas ni heridos, el organismo nacional solicitó a la paraestatal y a la dependencia federal iniciar las investigaciones para esclarecer lo ocurrido.

Así mismo, la CNDH pidió a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente (ASEA), la adopción de medidas cautelares para atender la posible contaminación por el derrame de hidrocarburo y la afectación al ecosistema marino.

Por último llamó a imponer medidas técnicas correctivas para contener y restaurar las afectaciones que pudieran derivar sobre la flora y fauna silvestres.