A un mes de los hechos ocurridos en Nochixtlan, Oaxaca, el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, afirmó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) mantendrá su presencia en la región y continuará sus labores de atención a las víctimas y sus familiares.

Al reunirse con los senadores y diputados de la Comisión de Seguimiento a los Hechos Nochixtlán, el presidente del organismo nacional dio cuenta pormenorizada de las actividades que se han llevado a cabo en la entidad, entre las que destaca el levantamiento de 502 actas circunstanciadas, entre quejas y testimonios.

De las peticiones de información a diferentes dependencias, informó que están pendientes de contestar la PGR, Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Registro Público de la Propiedad y el Comercio y el Colegio de Notarios de Oaxaca.