La Comisión Nacional de los Derechos Humanos celebró la aprobación de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, por parte de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, al tiempo que llamó al Estado mexicano a que adopten todas las medidas necesarias para armonizar la legislación interna.

Mediante un comunicado, el organismo nacional detalla que este instrumento constituye un paso fundamental, toda vez que reconoce el derecho de los pueblos indígenas a la libre determinación, a sus territorios ancestrales, así como el derecho a vivir libres de genocidio y otras formas discriminación.

La CNDH hizo especial énfasis en la importancia de fomentar el pluralismo y la diversidad étnica y cultural en el país.