En el marco del “Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal”, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos exhorta a autoridades sanitarias a garantizar el derecho humano a la salud, particularmente el de la Salud Materna y Perinatal.

A través de un comunicado, el organismo nacional hace un llamado para evitar prácticas que atenten contra los derechos humanos de las mujeres durante el embarazo, parto o puerperio.

Y es que la violencia obstétrica es una constante en la atención que se proporciona en las instancias de salud pública y privada a las mujeres en edad reproductiva, situación que ha sido motivo de recomendaciones por parte de los organismos estatales de protección de derechos humanos.