La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida al Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado, por violaciones a los derechos de cuatro personas indígenas.

Se trata de una mujer y tres hombres, originarios de Chiapas, quienes al cruzar por la ciudad de San Juan del Río, Querétaro, fueron bajados del autobús en que viajaban. Tres de ellos fueron detenidos y retenidos por agentes migratorios que aseguraban que eran de nacionalidad guatemalteca, aunque presentaron actas de nacimiento mexicanas e incluso una de ellas, credencial de elector de nuestro país.

Por estos hechos, la CNDH solicitó al Comisionado la reparación de los daños ocasionados, se dicten medidas claras e inequívocas para garantizar los procedimientos que deberán seguir los servidores públicos durante las revisiones migratorias, así como capacitarlos sobre la relevancia del principio “pro persona”, los derechos humanos a la seguridad jurídica, libertad de tránsito, no discriminación y acceso a la justicia.