La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una Recomendación dirigida al Director General del IMSS, Mikel Arriola, y al Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, por el caso de los menores de edad vacunados en la Unidad Médica Rural “La Pimienta”.

A través de un comunicado, el organismo nacional detalla que tras haber concluido su investigación, considera que las vacunas no estaban contaminadas o en mal estado. Sin embargo la infección de los menores, que terminó en el fallecimiento de dos de ellos, se produjo durante el procedimiento de manejo y mecanismo en la aplicación de la misma, por lo que determina que fue la calidad en los servicios de salud lo que propició las afectaciones, mismas que son imputables a servidores públicos del IMSS.

Por ello, la CNDH recomienda al Instituto se dé cumplimiento a la reparación del daño y se brinde atención médica vitalicia y psicológica a los 29 menores de edad afectados y a los padres de los fallecidos.

Además pide que se reconozca la responsabilidad institucional y se ofrezca una disculpa pública a las victimado directas e indirectas.