La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una Recomendación dirigida a diversas autoridades del gobierno de Guerrero, por la violaciones a los derechos de miembros de la Policía Comunitaria de Olinalá, por parte de autoridades estatales, en 2013 y 2014.

Mediante un comunicado, el organismo señala que se acreditaron abusos físicos y trato inhumano de policías comunitarios que violentaron el derecho a la integridad personal, trato digno, libertad sexual y derecho a una vida sin violencia en agravio de 4 menores de edad y 8 adultos.

Por lo anterior, la CNDH pide que los hechos sean investigados por la Fiscalía General del Estado y solicita al Gobernador, presentar iniciativas de ley y reformas para asegurar el pleno respeto a la autonomía y determinación de los pueblos y comunidades indígenas.