La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, emitió un informe sobre las condiciones de los centros de detención e internamiento en Michoacán.

Durante la supervisión, el organismo nacional detectó deficiencias entre las que destacan:

Inadecuadas condiciones de las instalaciones del Ministerio Público, en los Centros de Integración para Adolescentes y en los Centros de Reclusión, donde además persisten condiciones de hacinamiento y autogobierno.

Se certificó que en estos centros no se proporciona alimento a los detenidos o existen deficiencias en la alimentación de los reclusos, además de una carencia de áreas exclusivas para mujeres.

En cuanto al Hospital Psiquiátrico y a la Casa Hogar, el organismo determinó que el personal médico es insuficiente, que hacen falta medicamentos y equipo y que las instalaciones presentan deficiencias.