La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condena y considera inadmisibles los actos de vejación realizados contra dos elementos de la Policía Federal en Oaxaca, quienes fueron retenidos, despojados de sus pertenencias y forzados a realizar actos que vulneran su dignidad como personas.

Para el organismo nacional, el ejercicio de un derecho o el planteamiento de cualquier expresión social no justifica el afectar derechos de otras personas o realizar actos que afecten su integridad física y mental.

La CNDH advierte que estos actos en nada benefician al proceso de diálogo iniciado entre el Gobierno de la República y los maestros de la CNTE, por lo que reitera en llamado a que cesen las afectaciones a los derechos de otras personas, se prevenga la realización de actos violentos y se ajusten sus conductas al marco de la ley.